21 C
La Plata
sábado, febrero 24, 2024

Camila Sosa Villada: subas del 220% y caos de precios en el mercado del libro

Más Noticias

Vive Noticias
Vive Noticiashttps://vive.click
Somos Vive, un multimedios digital con base en Argentina para todo el mundo. Informate, entretenete y disfruta con nosotros. ¡Viví una experiencia diferente!

07/02/2024 08:58

Un posteo de la escritora Camila Sosa Villada el miércoles 31 de enero generó muchísima polémica en la industria editorial, en torno al valor de sus propios libros. Curiosamente, el caso pintó el panorama posible si llegara a derogarse la Ley de precio máximo del libro, como se proponía el oficialismo.

“A ver editorial si vamos bajando el precio de los libros, que además ya se amortizaron. Salvo que quieran matar a los autores y distanciarlos de sus lectores, cosa que me parece muy probable dados los últimos acontecimientos. BAJEN LOS PRECIOS”, se quejó la escritora y actriz cordobesa en su cuenta @LannoviadeSandro, en la red social “X”.

Es que sus libros, como Las malas, su gran éxito publicado 2019 por Tusquets Editores (Grupo Planeta), se consigue en las librerías a 24.000 pesos cuando seis meses atrás costaba 7.500 pesos o, a lo sumo, 8.900 a fines de julio pasado, ajuste inflacionario mediante.

Otras obras de Sosa Villada tienen el mismo valor: Soy una tonta por quererte (2022) también sale 24.000 pesos en todas las librerías del país, al igual que Tesis sobre una domesticación (2019). Por el mismo precio se consiguen en la web de Planeta.

Es decir, los precios de los libros en general aumentaron un 220% en los últimos seis meses. Un valor que muchos consideran exorbitante e inaccesible y aleja al autor de sus lectores, coinciden los escritores.

A raíz del polémico posteo de Sosa Villada, varios referentes del sector salieron rápidamente a responderle argumentando que el valor final de un libro está compuesto por factores como: el aumento constante del precio del papel en dólares, diversos costos de diseño y producción e impuestos.

Sin embargo, una nueva polémica quedó instalada: ¿si un libro de Sosa Villada sale 24.000 pesos en tiendas online o en librerías, por qué la misma obra cuesta 9.900 pesos en supermercados, como postearon en las redes?

Clarín Cultura se contactó con varios referentes de la industria editorial. Para algunos, se trata de un “error”; otros dijeron que los supermercados no venden novedades sino “libros de saldo”. Incluso, para algunos libreros es mejor stockearse de ejemplares a bajo precio en los súper que hacerlo con las editoriales.

A todo esto, la Ley 25.542, conocida como la “Ley de Defensa de la Actividad Librera” promulgada en 2002, aún continua vigente, y establece un precio uniforme de venta de libros al público de libros que aún no ha fue derogada. En estos momentos, la Ley Ómnibus que impulsó el presidente Javier Milei ha quedado standby, reenviando la pulseada suscitada en torno del precio máximo de los libros a fojas cero.

“Los libros tienen un precio al público en los súper, en las estaciones de servicio o en la librería de tu barrio. La Ley de Defensa de la Actividad Librera está vigente y el precio único lo determina el editor o el importador oficial del libro. Eso indica que el precio debe ser el mismo en cualquier punto del país”, afirmó Juan Manuel Pampín, presidente de la Cámara Argentina del Libro (CAL).

“En este caso es una regulación mediante un acuerdo establecido entre privados en el cual el ecosistema está de acuerdo (autores, distribuidores, libreros y editores). A través de la Ley se garantiza una competencia que va más allá del precio”, añadió el titular de la CAL.

Pampín dijo que, históricamente, el precio del papel era el 30% del costo industrial del libro. “Hoy es el 55% del costo de un libro. El aumento del papel duplica el costo inflacionario en los últimos dos años”, sentenció.

“Error de ticket”

Por su parte, fuentes vinculadas a Editorial Planeta, que comercializa los libros de Camila Sosa Villada, dieron su versión de los hechos.

“El precio de los libros va acompañado de la inflación que viene arrastrando desde hace tiempo. Los libros vienen atados a la situación del país y mucho más al papel, que está atado al dólar”, señaló una alta fuente de Planeta.

¿Entonces, por qué hay una gran diferencia del valor de un libro de 24.000 pesos en una librería mientras la misma obra sale 9.000 en el súper?

“Si existe una diferencia del precio entre librerías y supermercados entonces debe haber un error de ticket cuando fijaron el precio. Lo mismo ocurre cuando hay miles de errores con otros productos en las góndolas o en cualquier comercio”, explicó la misma fuente de la editorial.

Con la Ley vigente, el valor de los libros no puede estar ni por encima ni por debajo del 10% del precio de venta al público (PVP) en ningún punto de venta. De hecho, el precio de los libros en las plataformas de venta online es el mismo que el de las librerías. “Si no fuese así, sería una competencia desleal”, aseguran en Planeta.

Pero hay algo que no cierra: una editora y librera, cuyo nombre prefirió mantener en reserva, aseguró haber visto ofertas de varios títulos en un hipermercado en Pilar “50% más baratos” que en las librerías.

La disparidad de precios es total entre los supermercados y las librerías. Las niñas del naranjel (de Gabriela Cabezón Cámara) se consigue en el súper por 9.999 pesos (26.921 pesos en Buscalibre.com y 18.199 pesos en Yenny), Escribir un silencio (de Claudia Piñeiro) por 12.999 pesos (24.299 pesos en Librería Santa Fe). También hay libros de Isabel Allende, Danielle Steel, John Grisham, Florencia Bonelli y El diario de Ana Frank, entre otros, con descuentos del 10% sobre el precio de tapa en tres cuotas sin interés. “Como librera, me conviene comprar esos títulos en Jumbo, no a la editorial. Ese descuento es muy superior a lo que me da la editorial”.

“Hay una confusión de precios”

Varias editoriales coinciden en que los precios de ventas de libros están muy atados a los costos, y por lo general están dolarizados. “El tipo de cambio oficial que en diciembre saltó de 300 a 800 dólares más la inflación en torno al 20% es lo que cuesta el valor de producción”.

Según los referentes, el sector editorial es un mercado de muy poca rentabilidad. “La inmensa mayoría son editoriales de subsistencia. Las editoriales medianas e independientes ni siquiera llegan a ganar un sueldo”, aseguró otra fuente editorial.

¿Cómo se compone el valor de un libro? Si un título trade (de tapa blanda) como el de Camila Sosa Villada sale 24.000 pesos, por lo general la librería se queda con el 50% de la venta (12.000 pesos).

El 50% restante (12.000 pesos) es para la editorial, que suele cobrar esa cifra entre 60 y 90 días después de producirse la venta: representa una ganancia virtual de 12.000, pesos pero con una inflación de dos y tres meses acumulada (actualmente entre el 40% y 60%), por lo que se licuan las ganancias.

“Lo que hay que tener en cuenta es que muchos libros ni siquiera alcanzan su punto de equilibrio. La editorial pierde plata y no llega a recuperar lo invertido. De cada 10 títulos publicados, entre 6 o 7 libros no logran alcanzar las ventas proyectadas por la editorial”, concluye una alta fuente del sector.

Tags relacionadosLibrerías

 

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Te Puede Interesar...

Chubut amenazó al Gobierno con no entregar petróleo y gas si no recibe los fondos de la coparticipación

Ignacio Torres, gobernador de Chubut “Si el Ministerio de Economía no le entrega a Chubut sus recursos, entonces Chubut no...
- Advertisement -spot_img

Más artículos como éste...

- Advertisement -spot_img