25.5 C
La Plata
jueves, febrero 22, 2024

Cuando un presidente dice “me equivoqué”: Boric reivindica a Piñera al despedirlo en un emotivo funeral de Estado

Más Noticias

Vive Noticias
Vive Noticiashttps://vive.click
Somos Vive, un multimedios digital con base en Argentina para todo el mundo. Informate, entretenete y disfruta con nosotros. ¡Viví una experiencia diferente!

Nunca en su carrera política Sebastián Piñera fue tan bien tratado por sus adversarios políticos como en esta semana, la de su trágica muerte. Y los elogios al dos veces presidente de Chile llegaron a su punto más alto este viernes, en un imponente y emotivo funeral de Estado que congregó a miles de personas en las calles y a dos ex presidentes, Eduardo Frei Ruiz Tagle y Michelle Bachelet, además del actual mandatario, Gabriel Boric.

Como oposición, como ha sucedido otras veces en nuestra historia en medio de la vorágine política, durante su gobierno las querellas y las recriminaciones fueron en ocasiones más allá de lo justo y razonable”, dijo Boric ante el féretro de Piñera, fallecido en un accidente de helicóptero este martes a los 74 años.

“Sebastián Piñera Echenique fue un líder político que abrió camino a lo largo de toda su trayectoria a una derecha moderna, democrática, liberal, abierta al diálogo y a los acuerdos por el bien superior de Chile”, añadió el presidente.

Las palabras de Boric tienen su peso histórico, ya que como líder estudiantil combatió a Piñera durante su primer gobierno, de 2010 a 2014, y prometió “perseguirlo” por las acusaciones de violaciones a los derechos humanos durante el estallido social de 2019. Piñera era, para la coalición política que llevó a Boric al Palacio de La Moneda, poco menos que el demonio.

Pero Boric, que este domingo cumple 38 años, es hoy otro. Eso incomoda a los sectores más radicales de su coalición, aunque fue muy bien recibido por el resto del arco político y por la familia de Piñera, que destacó la actitud y la humanidad del presidente en estos días.

Sentarme en el sillón de O’Higgins me ha hecho comprender mejor al presidente Piñera“, admitió Boric, el presidente más a la izquierda desde Salvador Allende en los 70.

“En momentos de alta polarización política, tanto a nivel nacional como mundial, estos valores que representó Sebastián Piñera siguen siendo necesarios para que nuestro país y la región sigan creciendo de la mano de las herramientas de la democracia. No lo conocí de cerca. Teníamos una importante diferencia de edad. También formaciones e intereses distintos. Pero me tocó compartir con él en su calidad de expresidente de la República. Y en esta condición reconozco y valoro que nunca, jamás, se restó a brindar ayuda y consejo a pesar de las públicas diferencias que hayamos tenido en el pasado”.

Piñera había mantenido una conversación telefónica con Boric en la noche del lunes, la última de su vida. Quería ayudar al presidente, al que presentó propuestas para combatir los devastadores incendios que están azotando la región central del país.

Antes de Boric hablaron dos de los tres ex presidentes vivos, el democristiano Eduardo Frei Ruiz Tagle y la socialdemócrata Michelle Bachelet. “Fue un demócrata ejemplar, que encarnó fielmente la tradición republicana de quienes históricamente han tenido el privilegio de liderar el destino de nuestro país. Y en segundo lugar fue un líder para toda la nación“, destacó Frei, de 81 años, que gobernó el país entre 1994 y 2000.

“El destino quiso que en sus dos gobiernos debieran lidiar con tres situaciones muy desafiantes. El terremoto del 27 de febrero de 2010, solo doce días antes que asumiera el poder; el accidente de los mineros en la mina San José y la pandemia del COVID-19, detalló el democristiano.

Féretro del ex presidente durante el funeral.Marcelo HernandezGetty Images

Bachelet, que le entregó el poder a Piñera en 2010 y lo recibió de él en 2014, antes de volver a cedérselo en 2018, fue por una línea parecida: “Quiero destacar algo que nadie podrá arrebatarle al presidente Piñera, las diferencias no le incomodaban, su corazón liberal las alentaba”.

“Sebastián Piñera entendió los grandes momentos de ruptura. Tanto en la dictadura como en el estallido eligió la salida institucional, de dar poder a la ciudadanía mediante el voto. Es un aprendizaje que no podemos olvidar, la deliberación pacífica es la única vía para procesar nuestras diferencias”, añadió.

Boric, Frei y Bachelet realizaron, junto al presidente del Senado, Juan Antonio Coloma, la última guardia de honor al féretro del ex presidente.

El otro ex presidente vivo, el socialdemócrata Ricardo Lagos, desistió de asistir al funeral. Gobernó entre 2000 y 2006, y la semana pasada, a los 85 años, había anunciado su retiro de la vida pública.

Uno de los momentos más emotivos de la jornada fue el homenaje que gran parte de los 33 mineros rescatados en 2010 tras permanecer 69 días atrapados a 700 metros de profundidad.

“Gracias a él nosotros fuimos rescatados. Usted nos sacó, presidente, usted luchó por nosotros”, dijo un representante de los mineros, al tiempo que el resto posaba ante el altar con una bandera chilena en la que se leía “gracias señor presidente”.

Horas antes, cuatro mineros habían hecho una guardia de honor ante el féretro, acompañados por un quinto hombre, el hijo de uno de ellos, que había estado en brazos de Piñera en las horas del rescate.

Otro momento emotivo fue cuando habló uno de los 14 nietos de Piñera: “Una persona solo muere realmente cuando se la olvida. Tengamos claro que el nombre de Sebastián Piñera Echenique será recordado para siempre, un hombre que no conocía el odio ni el rencor. El hombre más inteligente que conocí”.

Magdalena Piñera, hija mayor del ex presidente, dejó una frase en clave política: “Espero que este homenaje sirva para que resurja la unidad y la amistad cívica en este país”.

La desaparición de Piñera crea un problema para la centro derecha moderada. Había rumores de que el ex presidente intentaría aspirar a un tercer mandato en 2025. Su sucesor no está claro, ya que él era la cabeza natural de un conglomerado de varias formaciones, pero Evelyn Matthei, alcaldesa del distrito santiaguino de Providencia, es señalada por muchos como la persona que debería tomar el testigo.

Matthei, ex ministra de Trabajo de Piñera, fue en 2013 la candidata presidencial de la derecha, una elección que perdió en el balotaje con Bachelet. Hoy, a sus 70 años, muchos señalan su capacidad de trabajo como un activo, pero otros marcan su tendencia al enfrentamiento y la inflexibilidad.

El analista Mauricio Morales dijo al periódico La Segunda que Matthei es “claramente” la candidata. “Sus bases de apoyo son similares a las de Piñera, sin perjuicio de que sus historias sean distintas. Mientras Piñera estuvo por el no, Matthei lo hizo por el sí (en el plebiscito de 1988 en el que el dictador Augusto Pinochet planteó su permanencia en el poder). De hecho, si Matthei gana la presidencial de 2025, será la primera presidenta que votó por el sí en 1988”.

 

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Te Puede Interesar...

Política 3D – Desglose del Ajuste Económico en la Argentina: Monitor del Gasto Revela Impactantes Reducciones en Enero

En el marco de la actualidad de la Argentina y durante el primer mes del año, se han consolidado de...
- Advertisement -spot_img

Más artículos como éste...

- Advertisement -spot_img